domingo, 19 de septiembre de 2010

Ogro Cornudo, nadie muere mocho.




Nadie muere mocho o en un español que todos puedan comprender; nade se ira de esta vida sin un cuerno. Seguramente el inventor de tan feliz expresión ha sido víctima en algún momento de la traición conyugal o sentimental. Luego de meditarlo largamente he descubierto atreves de un concienzudo estudio que la infidelidad es una realidad latente o acechante y todos en algún momento llevaremos o llevamos en nuestra frente un forúnculo óseo….todos sin excepción. Por supuesto que probar tamaña teoría seria de una labor colosal, tanto como probar que nos han sido fieles. En la estructura social en que vivimos basadas en el miedo y la posesión estos temas causan urticaria, ya que la posibilidad de la “traición” es el equivalente a una pesadilla. Aquello que poseemos, una persona, y que tememos perder, el temor a quedarse solo hace su magistral aparición, cuantos antivalores hemos cultivado, nos pertenece y la idea es inconcebible. Sin embargo es una cuestión cultural fruto de la monogamia, alimentada por la cultura romántica, el necesitar imperiosamente a una persona que nos complete, la imposibilidad de vivir sin alguien. Me gustaría ver más películas con mensajes de auto superación e independencia y escuchar más canciones en este mismo sentido. Me asquean los artistas del amor desesperado. Todos sentimos más o menos lo mismo, y es que la sed del amor comprendido como lo hacen los humanos es una realidad continua, la diferencia está en que algunos elijen la tención interior, que no permite el relajo y que dicho sea de paso es la misma fuerza que alimenta el fuego interior creador del arte … y la magia ,en su más elevada expresión. Esos pocos me caen simpáticos.

Texto D. Acosta.

Lápiz mecánico de grafito de 2mm,ajustes de color , pinceladas y filtros digitales.

3 comentarios:

Doña Tania dijo...

Así es, nadie se salva de esta. Ni nadie es un completo santo. Al menos yo lo he testeado desde ambos lados, siendo la traicionada en múltiples ocasiones pero a su vez siendo infiel. Bueno, infiel de forma sentimental (Nunca me he acostado con otra persona estando con una pareja. No, por Ra, tan desconsiderada no soy. Aunque lo otro -infidelidad emocional- es igual o peor). Concluyo que debo tener varios cachitos en mi cabeza jajajaja.

A mí también me da alergia los amores desesperados, aunque admito que alguna vez yo pequé de esto, pero de forma parcial. Nunca he amenazado con quitarme la vida por alguien más, por ejemplo (Cosa que sí hicieron conmigo, kiaj), ni tampoco he matado a alguien sólo por amor o celos jajaja. Nah, no creo que llegue a eso, me tomo las cosas más a la ligera incluso si lloro mucho. Supongo que así es la vida (aunque le torceré la mano algún día. Algún día).

En cuanto al dibujo -uf, me puse muy personal parece jajaja- está excelente, me gustaron mucho las líneas del original, de hecho me quedé pegada a la pantalla mirándolas y contándolas jajaja. El acabado te quedó muy bueno también. ¡Vaya que cuerno tiene! Me pregunto qué habrá hecho para tener uno tan grande jajajajaajajaja

El amor está sobrevalorado, al punto que llega ser nauseabundo. Eso sí, estoy segura que si no estuviese herida como lo estoy ahora, no estaría diciendo estas cosas; estaría embobada en esa burbujita rosa que tanto me encantaba estar. Porque he estado varias veces, y nada me importa, aunque la última vez me dolió más de lo usual. Crap.

En fin, dejo de dar sermones amargados jajajaja, ¡Gracias por esta excelente obra!

Bye bye!

PS: Estoy feliz que te haya gustado mi dibujo :3 aunque me falta mucho para perfeccionar la anatomía humana en mis personajes. Pero estoy en camino :D ¡Yay! Abrazoos y besoos

FERNANDO SIQUIER dijo...

Yo soy de los que prefieren la expresión: "OJOS QUE NO VEN, CORAZÓN QUE NO SIENTE",jeje, por si acaso.

dakota73 dijo...

Tany así es amiguita nadie se salva de esa. Sigo sin tener claro cuál es la realidad o la verdad acerca de las relaciones sentimentales, pero he descubierto lo que si es mentira, un eso y un abrazo de aquellos!!
Fer ,yo también soy de esos que piensan igual, abrazo.